Inicio del tratamiento

Las guías internacionales recomiendan comenzar el tratamiento antirretroviral (TAR) en todas las personas infectadas con el VIH, independientemente del recuento de linfocitos CD4+, para reducir el riesgo de progresión de la enfermedad y prevenir la transmisión.1-4 Las recomendaciones se basan en los datos obtenidos a partir de dos ensayos clínicos randomizados, controlados y de gran envergadura, que analizaron el momento idóneo para comenzar el TAR: Estudio START5 y Estudio TEMPRANO.6