Estrategias de cambio de tratamiento

Con el tratamiento antirretroviral (TAR) que disponemos actualmente, la mayoría de las personas que viven con el VIH (PVVIH) pueden lograr y mantener la supresión virológica del VIH.1 No obstante, solo porque se consiga la supresión virológica no se debe dar por sentado que la persona infectada por el VIH se ha adaptado bien y está tolerando el tratamiento.2 Asuntos como la tolerabilidad, la frecuencia de administración, el recuento de comprimidos y las comorbilidades asociadas a la edad podrían necesitar la introducción de una estrategia terapéutica alternativa.